domingo, 21 de noviembre de 2010

Miaja ‘retorna’ a Madrid medio siglo después

Santiago Carrillo saluda a la sobrina de Miaja, Elisa Rodríguez.
Cincuenta tres años después la figura del General Miaja, ovetense de nacimiento y defensor de Madrid, retornó con el salón completamente lleno a un acto en la delegación del Principado de Asturias en la capital de España en el que el langreano Juan José Menéndez presentó un libro con su biografía en presencia del incombustible Santiago Carrillo a quien acompañaba su esposa Carmen.
El veterano dirigente comunista que me confesó que ya ha cumplido los 95 años -“soy mayor que mi buen amigo Teodulfo Lagunero que anda por los 86”- recordó en mi conversación con él que conoció a Miaja en la Madrid cercada cuando él solo tenía 21 años. “Miaja era muy buen comunicador, con un gran sentido del humor y conectaba muy bien con la gente joven. Recuerdo que con motivo de un desfile militar en la Castellana le entregué el carné honorífico de las Juventudes Socialistas Unificadas que le hizo una gran ilusión”.
Santiago Carrillo, que me pregunta cómo van las cosas por Asturias, opina, y lo dijo durante el coloquio, que Miaja no participó en aquella especie de golpe de estado contra la república que encabezó en general Casado. Entre el público estaba una sobrina del general, Elisa Rodríguez Miaja, que reside en Madrid, hoy jubilada tras trabajar en el ayuntamiento de la capital. Su hermano Fernando no pudo venir al acto desde México por encontrarse su esposa, hija del general Miaja, precisamente enferma, aunque el delegado del Principado de Asturias en Madrid, Miguel Munarriz, leyó unas palabras que le fueron enviadas desde México por el teniente ayudante del general, y sobrino, cuando el asedio a la capital de España. Fernando Rodríguez Miaja a sus 92 años, estupendo de salud, es en la actualidad un importante industrial del distrito federal.
También habló la cónsul de México en Madrid, Guadalupe Sánchez, quien resaltó con orgullo y satisfacción cómo su país acogió a los exiliados españoles. Hizo uso de la palabra el investigador Cristian Velasco que demostró un gran conocimiento no solo de la figura del general Miaja, un ovetense distinguido en tiempos de la república, sino también del autor de su biografía, el abogado y perito industrial langreano Juan José Menéndez. Entre el público, vi al periodista asturiano Javier de Montini que la próxima semana presentará en el Ateneo Jovellanos de Gijón un libro sobre la figura de la reina Fabiola y al productor de cine Juan Gona, rodando estos días en el Ateneo de Madrid un documental sobre la figura de Valle Inclán antes de inaugurar las instalaciones que ha construido en el polígono de Argame (Morcín) y en donde filmará parte de un documental sobre Gaspar Melchor de Jovellanos del que en agosto próximo se cumplirán dos siglos de su retorno del exilio a Asturias en donde falleció poco después.
Como no podía ser menos, también salió a relucir el deseo de la familia del general Miaja, y de muchos ovetenses, de que el Ayuntamiento de Oviedo conceda el nombre de una de sus calles al ilustre general. Por el momento, y pese a haber sido recibido hace meses su sobrino, Fernando Rodríguez Miaja, por el alcalde Gabino de Lorenzo éste aún no ha dado respuesta.